jueves, 21 de junio de 2012

FALCATA VS GLADIUS ¿quien gana?

La Falcata es un tipo de espada curva utilizada por los íberos y los celtiberos anteriores a la conquista romana de la Península.
Sus dimensiones son las de una espada corta, similar a la Gladius romana, ambas no superan los 50 cm de hoja. Pese a que su forma sugiere su empleo como arma de filo, tipo machetazo o hachazo, la frecuente presencia de contrafilo parece apuntar a que también era posible su uso como arma de estocada o puntada.


Falcata.    Pieza arqueologica.

La calidad del hierro fue alabada por los cronistas romanos, que quedaron sorprendidos por su capacidad de corte y su flexibilidad, una de las características más estimadas y buscadas en la manufactura de las mismas. El hierro se sometía a un tratamiento de oxidación eliminando así las partes más débiles de este. La hoja se realizaba forjando tres láminas y uniéndolas en caliente, de las cuales la central presentaba una prolongación para la empuñadura, con forma de cabeza de caballo o águila. La empuñadura iba armada con cachas de hueso o madera y además solían decorarse con damasquinado de hilos de plata.


Reproducción de falcata por Javier Pérez.
La hoja presentaba a veces acanaladuras, que permitirían aligerar el peso del arma e infiltrar aire en las heridas del contrincante con el animo de inyectar bacterias. La efectividad de estas armas queda reflejada en el hecho de que, tras los primeras batallas en la Península Ibérica, se dio la orden a las tropas romanas de reforzar con hierro los bordes de sus escudos y de los cascos posiblemente para contrarrestar la potencia de corte de las falcatas, muy superior al de las espadas rectas y los sables.


Colgante de Falcata elaborado en plata de 1ª ley que puedes conseguir en http://www.arsgentum.com/ en el catálogo de "Joyas con Historia"

Se sabe que la Gladios es una copia mejorada de la Espada de Antenas Celtibérica (ver entrada sobre la espada de antenas de este blog) usada por los mercenarios celtíberos al servicio de Aníbal durante las Guerras Púnicas y considerada como la mejor espada que jamás haya existido desde el punto de vista práctico y estratégico y la que más muertes provocó en la antigüedad.


Pieza arqueologica y colgante de Gladius elaborado en plata de 1ª ley que puedes conseguir en http://www.arsgentum.com/ en el catálogo de "Joyas con Historia"

El Gladius constituyó una mejora de la Falcata por el cambio de metal, que la hacía más ligera y así resultaban más simples y por tanto más rápidas y baratas de fabricar. El gladius estaba diseñado para ataques rápidos de estocada. Esto era muy práctico, ya que el legionario romano que llevaba la espada se resguardaba tras un scutum y la alineaba con el codo, formando un ángulo de 90º y una vez que el enemigo descargaba inútilmente su golpe sobre el escudo o armadura del romano, o se disponía a hacerlo, el romano lanzaba una rápida estocada y así apuñalaba y mataba al contrincante. El gladius era una espada excelente para las formaciones romanas en la época en la que estuvo en uso.

Falcatas y Gladius tipo abrecartas que puedes comprar en http://www.arsgentum.com/ en el catálogo de "Reproducciones Arqueologicas"

Bueno tras estas expecificaciones y tras quedar claro que la mejor espada era la de antenas, puedo decir que: aunque yo le doy todos mis puntos a la temible falcata, veo que la gladius no se queda corta en cuanto mejoria y cualidades, pero, no deja de ser una copia mejorada de ambas espadas por lo tanto al no ser una espada original debiera perder ante ellas, aunque el hecho de que Hispania fuera conquistada por los portadores de esta espada lo dice todo. ¿y tú que opinas?

4 comentarios:

  1. EL GLADIUS ES LA MEJOR ESPADA JAMAS REALIZADA, PRACTICA, SENCILLA, MORTAL

    ResponderEliminar
  2. el artesano numantino19 de noviembre de 2012, 15:34

    ok, una opinion concisa e interesante, jajaja

    ResponderEliminar
  3. EL GLADIUS GANO UN IMPERIO COLEGA EL GLADIUS ES LA MEJOR

    ResponderEliminar
  4. Hay un criterio muy sencillo para saber si un arma del Mundo Antiguo era eficaz: si la copiaron los romanos. Sabemos que los romanos, hasta la batalla de Cannas, no tenían una espada reglamentaria, pero tras dicha batalla relegaron la spatha a la caballería, desecharon la falcata y el xiphos e impusieron el gladius. Con eso está dicho todo, ¿no?
    Tenía que ser imponente ver cómo un celta o un germano que atacaba a un legionario recibía casi sin darse cuenta una estocada en el vientre o el pecho que lo dejaba automáticamente fuera de combate.
    No hay que olvidar que en el siglo tercero los legionarios sustituyeron el gladius por la spatha, el scutum por la caetra, el pilum por arcos y lanzas, etc., pero aun así, en tiempos de Teodosio, Vegecio seguía recomendando dar estocadas, porque un tajo podía ser detenido por la coraza o por los huesos, pero una estocada podía ser mortal con penetrar cuatro o cinco centímetros.
    Y con esto termino (por el momento): a la pregunta de qué ocurre si una fuerza irresistible se encuentra con un obstáculo insuperable habrá que responder que los romanos primero copiaron de los celtas la cota de malla porque era la mejor protección contra los tajos de espada, pero luego copiaron el gladius entre otros motivos porque su punta larga y estrecha era ideal contra las mallas. O sea, que durante siglos los legionarios tuvieron en el gladius la fuerza irresistible y en la cota de malla el obstáculo insuperable. Luego ambas se revelaron insuficientes contra los arqueros partos, pero esto ya es otra historia.

    ResponderEliminar