martes, 12 de noviembre de 2013

COLLAR DE ESCLAVO ROMANO: bien apretadito....

Bien conocida es la aficion de los romanos por la la esclavitud, es facil imaginar las condiciones lamentables a los que estos seres humanos debian someterse día tras día, salvo aquellos que obstentaban privilegios. Aun asi millones de esclavos sucumbieron en las villas romanas y en las ciudades discriminados por su sexo y raza. Es facil entender por que miles de personas de aquella época preferían darse muerte antes que ser esclavo de un romano. Tal vez muchisimas de las gentes celtiberas que en las campañas hispanas fueron apresadas tuvieron este final fatal.

 Collar de esclavo romano original y mosaico con escena de esclavitud agricola.

Los esclavos eran vendidos en subasta pública o privada. La trata de esclavos era supervisada por los cuestores.
Los esclavos eran expuestos en soportes rotativos, para ser mejor observados y junto a cada esclavo iba colgado para la venta un tipo de placa que describe su origen, la salud, carácter, inteligencia, educación, y otra información pertinente para los compradores. Para poder apreciar mejor sus cualidades y defectos siempre eran expuestos desnudos

 Se escoge la chapa y se dibuja el contorno de la placa.

La vida de esclavo dependía del tipo general de trabajo que se le asignaba.
Los esclavos de ciudad solían tener familia y una gran autonomía. Podían lograr la libertad o manumisión de diferentes formas:
  • Con su propia muerte, cuando lo liberaban para que tuviera un entierro de persona libre.
  • Con la muerte de su amo, en cuyo testamento solían liberar a sus esclavos como muestra de generosidad. Cuando eran liberados de este modo, se les dejaba alguna propiedad o dinero.
  • Comprando su libertad.
  • Por declaración ante un magistrado. Amo y esclavo defendían su libertad ante un magistrado. Si era aceptada, se le ponía un bastón en la cabeza como señal de su libertad.                                                                                                                                                                                                     
 Se recorta y se liman sus bordes.

Un esclavo, ayudaba al amo a ponerse la toga, eran los encargados de recibir a los invitados, recogerles la toga y los zapatos y ofrecerles un baño caliente o un lavado de pies. Los más guapos y de mejores modales servían la comida vestidos de colores vivos. Los más agraciados servían el vino y cortaban los manjares. A cada invitado se le adjudicaba un esclavo servus ad pedes que permanecía a sus pies.


 Se recuece con el soplete para ablandarlo y se golpea sobre un tas de plomo para darle un aspecto abombado.

Los que nacían como esclavos y eran educados, formaban una clase privilegiada entre la servidumbre. No se les permitía entrar a representaciones teatrales. A los esclavos se les adjudicaban las tareas de acuerdo a su nivel cultural.Los esclavos eran propiedad absoluta de su dueño. Carecían de personalidad jurídica, de bienes, y hasta de familia propia.

 Se liman los golpes ocasionados por el otro lado y se lija con diferentes lijas.

 El esclavo romano no tenía derecho al matrimonio, al parentesco, ni a la propiedad. Los hijos eran vendidos y separados de sus madres. Sin embargo, mediante la potestas, podía adquirir, para su amo, toda clase de propiedades e incluso solicitar un credito, aunque no estaba facultado para obligarlo asumir deudas en su nombre.


 Se escribe el texto y se procede a su grabado con buril.

Apartir del siglo II, los esclavos tuvieron permitido casarse.

A los esclavos se les podía poner un collar con una placa en la que se leería tenemene fucia et revo cameadomnum et viventium in aracallisti, traducido como "detenedme si escapo y devolvedme a mi dueño"

  Se lija y se pule. Mientras se le da una patina de envejecido.


Listo para usar bien apretadito al cuello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario